META Capital Partners

noviembre 27, 2018

Síguenos
La importancia de una expectativa de valor realista en la venta de empresas

Uno de los desafíos más difíciles que enfrentará si vende su empresa sin asesoría profesional, es que muy probablemente, no tendrá ni idea de lo que vale su empresa. Este problema se vuelve muy complicado en dos extremos: Es posible que tenga una expectativa de valoración demasiado baja, o en su defecto, que tenga una expectativa de valoración demasiado alta.

En el primer escenario, subestima su negocio y toma la primera oferta que se le presente. Luego, para resolver los problemas, ya que no tiene experiencia en la estructuración de acuerdos, probablemente acepte una estructura de acuerdo que favorezca al comprador sobre sus necesidades.

Con la segunda situación, ya que sus expectativas de valor están muy por encima de lo que pagará el mercado, se aleja de lo que puede ser alguna oferta realmente buena. Para empeorar las cosas, su orgullo y su ego pueden resultar heridos por lo que usted considera ofertas “bajas” y simplemente deja de negociar con alguien que podría ser un principal comprador para su negocio. ¡Bajo cualquier escenario pierde!

¿Cuál es la solución a las expectativas de valoración poco realistas? Nuestra opinión es que un vendedor debe contar con la ayuda de un asesor experto, en ese sentido, recomendamos la contratación de un asesor en venta de empresas o asesor M&A.

Ahora, muchos de ustedes que leen este artículo están pensando: “¿Por qué debería contratar a alguien para que me ayude a vender mi negocio? Soy un empresario experimentado y capacitado, con muchos años negociando contratos con proveedores y clientes. ¿Por qué necesito ayuda con la venta de mi negocio?

La realidad es que, a pesar de que usted es altamente capacitado para dirigir y operar exitosamente un negocio, lo más probable, es que no tenga experiencia en la venta de una compañía.

La mayoría de los dueños de negocios solo lo hacen una vez en su vida. No es así como desea aprender cómo cerrar un trato para su empresa, dado que lo más probable es que caiga en una de las dos situaciones descritas anteriormente.

Como asesores en compraventa de empresas, pensamos que el proceso de planificación de salida es vital para que la venta se desarrolle de manera efectiva efectiva. El primer paso que emprendemos es un análisis, valoración completa y exhaustiva del negocio de nuestros clientes. De aquí viene nuestra estimación inicial del valor (el valor de la empresa). Esto constituye la línea de base de lo que puede esperar que el mercado pague por su negocio.

Sin embargo, tenga en cuenta que nuestra valoración de empresa es realmente un valor económico, basado únicamente en modelos financieros. Las ofertas pueden ser superiores o inferiores en función de una variedad de factores, incluidos los activos intangibles ocultos, que pueden mejorar el valor de su empresa.

Por el contrario, los riesgos que ven los compradores en su modelo de negocio (dependencia del propietario, concentración de clientes, informes financieros débiles, debilidad en la información contable, etc.) son elementos que pueden afectar negativamente el valor de su empresa.

En última instancia, el mercado le dirá lo que vale su empresa; pero tener nuestro valor de referencia, es una ventaja real, porque tiene un rango en el que puede esperar que los compradores sitúen sus ofertas.

Incremento del valor de su empresa

Uno de los beneficios reales del nuestro proceso de valoración de empresas, es que también le brindamos ideas específicas sobre cómo puede mejorar el valor y la capacidad de venta de su empresa. Nuestra relación con nuestros clientes es a largo plazo.

Nuestro objetivo es ayudar a cada cliente a maximizar su punto de salida en términos de valor obtenido para el comprador. Dado que pocas empresas están “listas para el comprador”, desde el momento en que iniciamos nuestro proceso, nuestras estrategias están diseñadas para ayudar a nuestros clientes a encontrar el camino para mejorar su valoración.

Estas son ideas que posiblemente no se le ocurrirán, si intenta vender su empresa por su cuenta (o incluso si contratas a tu amigo de toda la vida, que tiene una gestoría o trabajó en banca y se jubiló recientemente).

Los compradores son adversos al riesgo, y los pasos que puede tomar antes de salir al mercado (o incluso mientras está activamente en el mercado) para reducir el riesgo percibido en su empresa, solo le ayudarán a obtener una óptima oferta.

Ciertamente puede vender su empresa sin nosotros. Las empresas se venden todo el tiempo. Pero, ¿realmente desea arriesgar su legado financiero mientras aprende a vender su compañía por su cuenta? Sabemos que no lo haría. Para obtener más información sobre nuestros servicios de valoración, venta de empresas, búsqueda de inversores y cómo le pueden beneficiar a usted y a su familia, contacte con nosotros y le atenderemos con la máxima confidencialidad.

Entradas relacionadas