META Capital Partners

junio 4, 2018

Síguenos
7 errores comunes que debes evitar cuando vendas tu empresa

Cuando has invertido muchos años en hacer crecer tu empresa, decir adiós a algunas cosas que están dentro de tu corazón, ¡tan cerca!, que quizá pases por alto errores, cuando intentes vender tu empresa.

A continuación presentamos una lista de algunos errores que debes evitar cometer cuando intentes vender tu empresa.

Falta de preparación de la empresa

Una vez que decidas vender tu empresa, puede contratar a asesores en venta de empresas para que te ayuden a vender tu empresa.

Tu empresa necesita mucha preparación antes de ser vendida, incluido tomarte un tiempo para planificar la estrategia de venta y centrarte en los problemas actuales de tu empresa, que puedan reducir el valor percibido.

Hacerte indispensable

Si colocas el peso de tu empresa complemente en tus hombros, no tendrás mucho que vender cuando intentes dejarla.

Antes de decidir vender tu empresa, asegúrate que tu equipo de trabajo es capaz de gestionar tu empresa en tus ausencias. Si alguien de tu equipo muestra potencial o deseo de escalar posiciones dentro de tu empresa, encárgate de capacitarle para consolidar la gestión del equipo.

Básicamente, cuando menos necesite tu empresa de ti, más valor tendrá para un comprador potencial.

Sistemas de información obsoletos

Los sistemas de información son muy importante para la gestión de tu empresa, lo que significa que los compradores interesados estarán interesados en saber cómo se gestiona la información dentro de la empresa.

Cualquier tecnología obsoleta, podría poner en peligro el crecimiento de la empresa, y esto reduce la probabilidad de la adquisición o deterioro de valor de la empresa.

Pasar por alto una completa Due Diligence

A veces el propietario no desea invertir en un proceso de Due Diligence, pero para los compradores es esencial la verificación de información.

Por ese motivo, ellos son los que realizarán una revisión integral a través de una Due Diligence de la empresa, y posiblemente, encuentren algunas contingencias o riesgos que pueden poner en peligro la continuidad en el proceso de venta.

 ¿Por qué no anticiparse al comprador y realizar una Vendòr Due Diligence?

La Due Diligence se convierte en una herramienta útil para ti como vendedor, te permite enfocarte en mejorar áreas clave y otras áreas de potencial, que pueden haberse pasado por alto.

La Due Diligence se resume en un informe que incluye, un perfil financiero actual y el potencial de crecimiento de la empresa. Esto también facilitará la revisión del comprador, le permitirá cerrar la operación minimizando el riesgo de reducción de precio por tu empresa.

También te será útil para decidir sobre una valoración realista para tu empresa y exponer cualquier problema fiscal, legal o regulatorio que se pueda solucionar antes de la venta.

Expectativas de valor poco realistas

Si bien es cierto,  en el proceso de venta de empresa hay que tener una mentalidad positiva, también hay que ser realista en cuanto a las expectativas de valor.

El mercado es soberano, y pone precio a las empresas, la empresa vale, por lo que un comprador es capaz de pagar por ella.

Se debe ser realista acerca de lo que vale tu empresa, no rechaces instantáneamente las ofertas que son más bajas de lo que deseas. Piense más sobre lo que necesitas, ten en cuenta la coyuntura actual, los riesgos, tus necesidades personales y trata de dejar de lado tu sesgo emocional.

Falta de estrategias de valoración

Debe existir una estrategia para la valoración de tu empresa. Después de todo, los compradores cuestionarán el razonamiento del precio de tu empresa. ¿Qué evidencia hay para la valoración? ¿Qué aspectos de tu empresa hacen que valga la pena pagar el precio solicitado?, Facturación, EBITDA, Activos, etc.

Hay una variedad de estrategias de precios que podrías usar, pero una simple podría basarse en los beneficios generados por la empresa. Por ejemplo: veces EBITDA, P/E,  EBIT, valoración de activos, entre otros

Falta de firma de acuerdos de confidencialidad

La firma de acuerdos de confidencialidad es una precaución esencial al vender tu empresa.

La Due Diligence es muy necesaria cuando se vende una empresa, sin embargo, si no se implementan los acuerdos correctos, los competidores podrían usar el proceso para obtener acceso a la información sensible.

Para evitar que suceda esto, se debe firmar un acuerdo de confidencialidad (NDA) cuando comiencen las negociaciones. Esto evita que compradores potenciales compartan información confidencial sobre tu empresa o clientes.

Al final del proceso de venta, es probable que cometas errores. Sin embargo, es la forma de rectificarlos lo que conducirá a un cierre con éxito la venta de tu empresa. ¿Estás listo para vender tu empresa?, Contacta con nosotros ahora y te ayudaremos a planificar el proceso y preparar tu empresa para la venta.

Entradas relacionadas