META Capital Partners

agosto 17, 2018

Síguenos
¿Cómo vendo mi empresa al mejor precio?

Solo vendes tu empresa una vez.

Seguramente que estás pensando vender tu empresa y  tomar la decisión te mantiene despierto por la noche. ¿Cómo sacar provecho a los años de arduo trabajo?, ¿cómo hacer frente a la presión asociada de dar el primer paso para la venta de tu empresa?

Hay mucho que puedes hacer para preparar tu empresa para la venta, y no es una mala idea empezar con anticipación y estar preparado cuando llegue el día, en pocas palabras, la planificación o tener un plan de salida es fundamental para vender tu empresa.

La venta de tu empresa es única, no hay dos ventas iguales, por ese motivo, existe algunas preguntas que debes hacerte. Mientras más se prepare la empresa, más exitoso será el resultado. A continuación te explicamos el proceso de venta de tu empresa y algunas preguntas que debes hacerte antes de iniciar un proceso, estas son aplicables para cualquier tamaño de empresa.

¿Puede venderse la empresa?

Cada empresa tiene elementos que hacen atractiva para un comprador, por ejemplo, una historia de éxito, alta rentabilidad, una sólida base de clientes, ventajas competitivas, tecnología, marcas, distribuidores exclusivos, oportunidades de crecimiento, ubicación estratégicas, entre otros.

¿Estás listo para vender tu empresa?

Asegúrate de estar listo, tanto emocionalmente como financieramente. Debes pensar en cómo será tu vida después de la venta, ¿Tienes pensado qué vas a hacer, no solo con el dinero, sino con tu tiempo?

Muchos propietarios sufren emocionalmente al inicio, sin embargo el contar con el dinero obtenido por la empresa y tener tiempo para otros proyectos personales, familia, mejor calidad de vida, son factores que hacen dar el primer paso para la venta de las empresas.

Si ya no te sientes motivado para ir todos los días a la empresa, no tienes tiempo para ti o para tu familia, trabajas solo para los clientes y proveedores, te preocupas por los problemas de la plantilla, no estás dispuesto a invertir más en tu empresa para un crecimiento, sientes que estás perdiendo el control de tu empresa y que la gestión del día a día te sobrepasa. Si hay algo de lo anterior que te está sucediendo, entonces es momento de vender tu empresa.

¿Cuánto vale tu empresa?

Muchos propietarios no tienen idea del valor de sus empresas. Por ejemplo un cliente pensaba que su empresa tenía un valor de 1 millón de €, sin embargo después del proceso de venta y por las particularidades de la operación, un comprador ofreció la mitad de dicho importe y el propietario aceptó cerrar la operación.

También hay casos que el propietario tiene identificado a un comprador y que éste ofrecía 400 mil €, sin embargo a realizar la búsqueda en el mercado se encontró a un comprador que ofrecía 700 mil €.

Como se aprecia, cada vendedor tiene expectativas de valor, sin embargo el tener un precio muy elevado, hace que los compradores no tomen en serio la venta.

Por ese motivo, es un importante contar previamente con una valoración de empresa, para así determinar una horquilla de valor que permita negociar de mejor manera la venta de tu empresa.

Existen diversos métodos de valoración, como los múltiplos comparables, transacciones recientes, descuento de flujos de caja, entre otros, que permitirán conocer la horquilla de valor de tu empresa.

Contrata asesores en venta de empresas

Los asesores en compraventa de empresas o asesores M&A, son los más indicados para ayudarte en el proceso de venta de tu empresa, te ayudarán en todo el proceso desde la planificación, mejora de la información, valoración de la empresa, elaboración del material de marketing y obtener compradores con ofertas por tu empresa, asimismo te acompañaran en todo el proceso de negociación hasta el cierre de la operación.

Prepara tu empresa para la venta ahora

Los compradores analizan varias alternativas de compra, por eso es necesario tener información preparada y lista para ser entregada cuando llegue el requerimiento de información, esta será analizada por el inversor o comprador.

No entregar información oportunamente o no contar con ella, pone de manifiesto el tipo de gestión de la empresa, que es percibido como una debilidad, por eso preferirán analizar y continuar el proceso de compra con empresas más organizadas internamente.

Por eso motivo, anticípate, ordena la contabilidad de la empresa, obtén estados financieros que reflejen la situación real de la empresa, comunica los problemas y otorga soluciones para resolverlos rápidamente, cuenta con equipos de trabajos que te permitan delegar las funciones.

Toda la información previa, debe estar disponible para ser revisada por el comprador,  durante la due diligence se pedirá mayor información a detalle de clientes, proveedores, patentes, contratos de servicios, procesos judiciales, entre otros.

Cuenta con material de marketing para vender tu empresa

Para contactar con compradores, debes tener en cuenta cuidar debida confidencialidad de la operación. Es necesario preparar un perfil ciego de una sola página, documento que ofrece aspectos destacados de tu empresa sin desvelar el nombre a potenciales compradores.

El segundo documento necesario es el memorándum informativo o cuaderno de venta, documento que se enviará a los potenciales compradores previa firma de acuerdos de confidencialidad. Tras la firma de dicho documento, se puede decir que son compradores cualificados, puesto que se tendrá información sobre el perfil del comprador potencial.

Negociación y cierre del acuerdo

Luego de encontrar un comprador cualificado, proporcionar el memorándum informativo y tener una reunión inicial, se recibirá la solicitud de información complementaria o preguntas sobre la empresa, antes de presentar una oferta. El documento que se recibirá del comprador será una carta de interés no vinculante, donde constarán los principales términos para llegar a un acuerdo y avanzar en el proceso.

Se puede esperar diversas estructuras de compra, todo dependerá de los objetivos de ambas partes.

Todos los propietarios esperan obtener una oferta que contenga el pago del 100% del precio por la empresa, pero en el mundo real esto es muy raro que suceda. Por lo general los compradores realizan un pago inicial y luego pagarán en partes o la totalidad del resto de la operación. Sin embargo, no debes desanimarte por una oferta que no cumpla con tus expectativas iniciales.

La venta de empresas, es en gran medida establecer expectativas realistas, evitar sorpresas en el camino. Es un proceso arduo, pero al final se llega a la meta, la venta de tu empresa. Una vez vendida tu empresa será gratificante por el trabajo realizado y por haber superado una de las negociaciones más interesantes de tu vida, que te permitirá lograr tus nuevos planes personales, mejor calidad de vida y comenzar una nueva aventura. ¿Estas preparado para la venta de tu empresa?, ¿quieres saber más sobre el proceso o deseas saber en qué puedes ir trabajando para mejorar el valor de tu empresa?, contacta con nosotros ahora y te atenderemos con la máxima confidencialidad.

Entradas relacionadas